Educación pública: ni gratuita ni de calidad

Javier Infante, Profesor de Derecho UC

La Tercera (Blog)

La educación pública es mala precisamente porque es “gratuita”, en la mala utilización del término. Digo esto, ya que realmente no es gratis. Los profesores cobran su sueldo –de algún modo hay que pagar la mentada “deuda histórica”-, los administrativos hacen lo propio, quienes construyen los edificios también se llevan su parte, y así podríamos seguir. Es decir, hay costos. Que esos costos no se transmitan a quienes serán los beneficiarios finales –los consumidores de educación diría acertadamente- no significa que no existan.

Educación pública: ni gratuita ni de calidad

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>