Instituciones de Educación Superior y Desarrollo Regional

Venegas

José Venegas L., Jefe de Estudios Aequalis.- El financiamiento a la educación superior ha copado la agenda en la discusión pública sobre el proyecto de ley que el Ejecutivo envió al Parlamento el año recién pasado. No obstante, muy poco se ha reflexionado sobre el impacto de las Instituciones de Educación Superior (IES) en el desarrollo regional.

Chile será desarrollado cuando sus regiones lo sean. Por ello, como país debemos exigirnos que las políticas públicas no dejen de mirar los efectos o más bien los beneficios, para el conjunto de la nación, de la adecuada promoción del desarrollo de nuestras regiones.

Hoy, en los territorios regionales está matriculado el 53% de los estudiantes de educación superior. De ellos el 55% lo hace en universidades y el 45% en IP-CFT. Su incidencia, como se ve, es más que significativa. Asimismo, el 42% de las publicaciones científicas (WOS y SCielo) fueron producidas, el año 2015, por académicos de IES regionales; en tanto el 36% de los proyectos de investigación FONDECYT (concurso 2014) pertenecen a IES de las regiones.

Por otra parte, todos sabemos que una eficaz descentralización o transferencia de responsabilidades a las regiones pasa, además, por el necesario incremento de sus capacidades, pero es obvio que éstas están directamente ligadas al capital humano que ahí reside y a quienes se forman como profesionales y postgraduados en los propios territorios.

Aequalis, el año 2013, en su libro “Vinculación del desarrollo regional y la educación superior en chile: diagnóstico y propuestas” concluye que “las IES han enfrentado importantes barreras para cumplir cabalmente con el rol al cual están llamadas para contribuir al desarrollo regional. Más bien, han sido afectadas por el mismo problema de centralización que viven las regiones”. El estudio identifica estas barreras, destacando que, por un lado, las IES tienen dificultades para atraer talentos académicos a sus aulas y laboratorios; reciben un bajo aporte del Estado a su financiamiento, lo que las obliga a competir en los mercados para capturar recursos, en condiciones de desventaja. Finalmente, orientan su quehacer académico respondiendo a los incentivos y directrices nacionales emanadas desde el Gobierno Central.

En la misma línea, el estudio OCDE (2007) que abordó el tema del Desarrollo Regional y las IES señala que una de las principales barreras en los sistemas nacionales de educación superior es que éstos imponen regulaciones que reducen las capacidades de las instituciones para involucrarse regionalmente, puesto que tienen que responder preferentemente a los requerimientos de carácter nacional. Asimismo, el estudio destaca que en muchos países las políticas de educación superior no establecen explícitamente una dimensión regional.

Si la reforma a la educación superior va a ser prioritaria durante el año 2017, entonces abogamos porque incluya mecanismos que garanticen una vinculación eficaz entre las IES y sus regiones. Esto debe estar, también, en el centro del debate nacional.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>