Irrupción de las nuevas tecnologías en la enseñanza y la educación online

Rector Inacap

(Raymond Rosal, rector Instituto Profesional IACC).- Algunas personas expresan que el conocimiento viene de la experiencia cuando otras se refieren al conocimiento como lo adquirido en el estudio. Hoy gracias a Internet y a las tecnologías de la información (TIC), estos dos pensamientos son reales. Las nuevas tecnologías no solamente han hecho que las personas tengan mejor conectividad, sino que también permiten avanzar en la formación profesional. 

En este sentido, en los últimos años, la educación en línea ha experimentado grandes avances, interpretados por algunos como una “revolución de la educación” que cambiará la forma actual de entender la educación superior.

La educación online está avanzando en el mundo y en Chile. Según el estudio “The Changing Landscape of Online Education”, publicado recientemente en Estados Unidos, en términos de matrícula, los estudiantes completamente en línea constituyeron el 13% de los alumnos universitarios de dicho país en el 2016, y el 28% de estudiantes a nivel de postgrados.

En Chile, la preferencia por esta modalidad crece a ritmo acelerado. Las últimas cifras del Sistema de Información de Educación Superior (SIES) dan cuenta que más de 28 mil alumnos en la educación superior estudian bajo la modalidad online en programas de pregrado, de los cuales el 90% del total de los estudiantes online en Chile elige estudiar en un Instituto Profesional o Centro de Formación Técnica.

Un punto clave en el crecimiento constante de esta modalidad de estudios es la credibilidad social del proceso de enseñanza aprendizaje. Año a año, cada vez más instituciones incorporan la modalidad online de estudio como una alternativa para sus estudiantes. Esto implica que las instituciones ven como una sólida alternativa la modalidad online en la educación. Otro aspecto a considerar en este crecimiento es la diversidad de los estudiantes y las reales necesidades que estos tienen. Es así como grupo de personas que no veían factible cumplir el sueño de estudiar ya que su vida, tanto personal como profesional o el lugar donde viven, se los impedía.

Instituto Profesional IACC cuenta con un perfil de estudiante diferente a la educación tradicional, considerando que la edad promedio de los alumnos de Institutos Profesionales que estudian en jornada vespertina tienen 24 años y los estudiantes nuestros tienen en promedio 34 años, quienes están distribuidos en todo Chile y de los cuales el 75% tiene hijos. También es importante destacar que casi el 90% de nuestros estudiantes inicia su proceso formativo estando trabajando.

La valoración de esta modalidad se encuentra en un proceso de desarrollo y está avanzando a pasos firmes. En diferentes países donde se aplican la modalidad ya se encuentran establecidos los parámetros y agencias de aseguramiento de la calidad para poder medir la calidad de las instituciones y programas online. Chile tuvo un avance importante en el ámbito del aseguramiento de la calidad, con el proceso participativo de la consulta respecto a criterios de acreditación, en la modalidad a distancia o virtual, que se realizó el 2017 por la Comisión Nacional de Acreditación, y que terminó en la oficialización de los criterios de la modalidad virtual en los Institutos Profesionales.

Un tema imprescindible para la educación superior en general —presencial o a distancia—, es la relación entre sus contenidos y la inserción y progreso laboral de sus egresados. Los empleadores valoran que los alumnos que estudian bajo la modalidad online son profesionales que están comprometidos a aprender, desarrollarse y perfeccionarse, basándose en el sacrificio que significa estudiar de esta forma y las circunstancias que se encuentran. En IACC, no solo medimos la empleabilidad de primer año, sino que también la movilidad laboral y cómo emplean lo aprendido. Es así como el 72% mejoró sus condiciones laborales durante el primer año y el 87% de ellos trabaja en algo relacionado con lo que estudió.

En un contexto de globalización y cambio tecnológico, es necesaria una reflexión sobre el rol de las instituciones de educación superior, con el objetivo de impulsar un cambio del modelo tradicional hacia modelos modernos.

Desde la perspectiva de las políticas públicas, el cuestionamiento no apunta a que, si la educación a distancia logrará sustituir a la educación presencial, ya que probablemente coexistirán en el tiempo elementos de ambas modalidades, sino que lo relevante, es hasta qué punto las TIC serán incorporadas a la educación superior y cómo pueden utilizarse para mejorar la enseñanza y el aprendizaje.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>