Seminario “El futuro que viene: desafíos para la educación superior”

El futuro que viene

Seminario “El futuro que viene: desafíos para la educación superior”

Contexto en el cual se desarrolla este seminario

La educación superior no es un testigo pasivo e indiferente a los cambios que ocurren en su entorno, sino que por el contrario, se afecta intensamente por ellos, a la vez que constituye un agente de transformación.

En un contexto social que ha experimentado cambios significativos, y en el marco de una propuesta de reforma sustancial a la educación superior, nos ha parecido necesario dedicar tiempo a una reflexión acerca de la forma en que podemos imaginar el futuro cercano.

El análisis de la reforma de la educación superior, que ocupará gran parte del análisis del sector en este año, debiera partir por una contrastación entre la educación superior que tenemos y la que consideramos que el país necesita. Nos parece que se trata de una tarea pendiente, sin la cual cualquier discusión sobre la reforma se quedará trunca.

En ese marco, hemos organizado el seminario “El futuro que viene. Desafíos para la educación superior”, al que hemos invitado a destacados pensadores a que nos ayuden a imaginar ese futuro, no para hacer predicciones sino para extraer, a partir de su visión, algunos lineamientos para lo que debería ser la educación superior de los próximos quince o veinte años. La solicitud formulada a los expositores es que, desde su experiencia y el sector en el que se desempeñan, identifiquen los aspectos que consideran cruciales para el desarrollo de la sociedad chilena, los principales cambios que visualizan, la mejor forma de prepararnos y contribuir a la preparación de los futuros ciudadanos, profesionales, técnicos, científicos para enfrentar desafíos seguramente nuevos en muchos casos.

Hemos identificado algunos temas, que no agotan las posibilidades, pero que nos dan un buen punto de partida para un trabajo que continuará en los próximos meses. En la formulación que sigue hay algunas sugerencias, que son solo eso. Cada especialista podrá tomarlas o dejarlas, reformularlas o desarrollarlas. Lo que importa es que, desde la perspectiva de cada uno, podamos ir armando una visión del Chile que queremos construir en los años que vienen, y luego, pensar en la forma en que la educación superior puede contribuir a este esfuerzo de construcción (o, lo que también es necesario, de qué forma puede hacerlo imposible).

Los temas identificados son los siguientes, sin que el orden en que aparecen sugiera prioridad:

  • La relación entre la forma de pensar el desarrollo industrial y el desarrollo social, considerando las necesidades de regulación, emprendimiento, desarrollo e integración
  • Las ciudades inteligentes, como una forma de integrar el desarrollo productivo, el uso de recursos naturales, la tecnología y los servicios, en función de mejorar la calidad de vida de los habitantes.
  • La atención en salud, y los desafíos de expansión de la cobertura, la tensión entre la formación de especialistas y la necesidad de asegurar atención primaria, los temas críticos que se visualizan como parte de la atención de salud en los próximos veinte años.
  • La mirada desde los principales cambios en la estructura social y política: el impacto de una clase social creciente y diversa, la necesidad de generar condiciones para una democracia estable, el manejo del conflicto y el desarrollo de una mayor cohesión social. Desafíos centrales, que será preciso abordar en el futuro cercano.
  • El arte y la cultura: temas permanentemente presentes en el discurso, y escasamente considerados en el diseño de políticas. Una mirada que dé cuenta del rol de la cultura en la conformación de una identidad nacional, de la necesidad de incorporar el arte en sus distintas formas en la vida social, de la necesidad no solo de crear sino también de apreciar las manifestaciones artísticas y culturales del país.
  • La ingeniería como una disciplina que convierte los conceptos e instrumentos científicos y tecnológicos en nuevas realidades que conforman y estructuran un mejor desarrollo sustentable y un mejor y distinto medio cultural, social y económico.
  • Educación superior: los desarrollos actuales, los desafíos demográficos, las nuevas formas de enseñar y aprender, la diversidad y la necesidad de hacerse cargo de una amplia gama de necesidades y demandas, de las personas, del conocimiento, del empleo, de la sociedad.

A modo de síntesis, se espera que cada expositor pueda abordar las principales tendencias de largo plazo del ámbito al que se referirá -a modo de hipótesis a partir de ciertos datos u otras evidencias relevantes- que puedan tener mayor impacto sobre la formación de profesionales y técnicos (estructuras curriculares, formas de delivery, acceso, etc.) para, desde allí, formular preguntas o desafíos que estimulen el debate entre los actores del sistema de educación superior acerca del rol que éstas debieran desempeñar y los cambios que deberían adoptar para adecuarse a esos nuevos escenarios. Cada expositor contará con un mínimo de veinte minutos y un máximo de treinta para su presentación. Será un seminario apretado e intenso, que confiamos que sea el punto de partida para una reflexión que queremos prolongar durante el año.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>