Triestamentalidad para la gratuidad

Diego Nodleman

Fuente: El Mostrador

Carta de Diego Nodleman, presidente Evópoli Valparaíso

Llama la atención que algo que estuvo prohibido por décadas ahora de golpe se haga obligatorio, sin mediar reflexión alguna sobre su más que seguro impacto en la calidad de la educación impartida. Aquí la evidencia internacional es determinante: en los países desarrollados de la OCDE, donde están algunas de las mejores Ues del mundo, la triestamentalidad no es obligatoria y al contrario, ha sido desechada como forma de gobierno universitario.

Triestamentalidad para la gratuidad

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>